Usos de las preposiciones por y para

La distinción entre las preposiciones por y para genera siempre grandes problemas a los estudiantes de español porque en algunos idiomas estas dos preposiciones se corresponden con una única preposición y en otras lenguas no tienen una correspondencia exacta, sino que, dependiendo del contexto, cada una de ellas se puede traducir por varias preposiciones.

En este post puedes aprender cuándo se emplean por y para, partiendo de sus usos más importantes: con por expresamos la causa o el motivo de algo (Se casó con él por su dinero, no por amor) y con para expresamos la finalidad o el objetivo que se quiere conseguir con algo (He comprado unas hamburguesas para cenar), así como el destinatario de una acción (Este regalo es para ti).

Además, estas dos preposiciones también se utilizan en otros contextos en español, como al hablar de tiempo, de lugar, de medio o de opiniones personales.

En concreto, cuando hablamos de tiempo, usamos por para referirnos a las partes del día (Voy a clase por las mañanas), para indicar un tiempo aproximado (Iré a ver a mis padres por Navidad) y para indicar la frecuencia o periodicidad con la que se realiza algo (Voy a correr dos días por semana).

Mientras que utilizamos para para señalar el límite de un plazo de tiempo (Tienes que hacer los deberes para mañana).

Y cuando hablamos de lugares, empleamos por para referirnos a un lugar que se atraviesa para ir a otro destino (El tren de Sevilla pasa por Madrid), para indicar movimiento dentro de un determinado espacio (¿Damos un paseo por el bosque?) y para hablar de un lugar aproximado (Vive por el centro, no sé en qué calle).

Mientras que usamos para para indicar la dirección de un movimiento que se puede alcanzar o no (¿Dónde vas? Voy para casa).

Por otra parte, la preposición por también se utiliza en español para:

  • Referirnos al medio o instrumento a través del cual hacemos algo (Hablé con él por teléfono).
  • Indicar el causante de un sentimiento, una actitud o un estado mental (Siento una gran admiración por Einstein).
  • Hablar del precio que se ha pagado por algo (Me compré estas botas por 50 euros).
  • Proponer un intercambio o sustitución de una persona por otra o de una cosa por otra (¿Puedes ir a la reunión por mí?).

Asimismo, por es la preposición que se utiliza en las frases pasivas (El acueducto fue construido por los romanos).

En cuanto a para, se emplea para matizar otra frase (Hace mucho frío para estar en marzo) y para expresar una opinión personal (Para mí, hacer mucho deporte no es bueno).

¿Has entendido las diferencias entre por y para? Puedes verlas con más detalle en este vídeo y también puedes repasarlas de una forma gráfica con mi infografía sobre las preposiciones por y para.

Y, si quieres practicar este tema, en el curso de Ortografía de mi Zona Premium hay una lección específica, con varios ejercicios y materiales complementarios del vídeo en PDF descargables.

Tu escuela de espanol en YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad y de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba