Saber más:

Oraciones comparativas

Las oraciones comparativas se utilizan para destacar las diferencias y las similitudes entre dos personas o cosas.

En concreto, existen tres tipos de oraciones comparativas:

  1. De superioridad, que indican que el primer elemento está por encima del segundo.
  2. De inferioridad, que indican que el primer elemento está por debajo del segundo.
  3. De igualdad, que indican que los dos elementos son iguales en algo.

En los tres casos usamos adjetivos o adverbios para comparar cualidades; nombres o sustantivos para comparar cantidades, y verbos para comparar las frecuencias o intensidades de acciones.

En este artículo y en el vídeo que está un poco más abajo te explico qué palabras se emplean en español para hacer todas estas comparaciones.

Y en mi Zona Premium puedes hacer varios ejercicios para practicar este tema. En esta área privada de la página web hay 5 cursos online con los aspectos clave del español: Gramática, Verbos, Vocabulario, Ortografía y, Lee y Entiende, con más de 200 lecciones en total con más de 155 vídeos, 90 audios, 300 PDF descargables, 600 ejercicios y juegos con las soluciones, etc. 

Comparativas de superioridad

Las comparativas de superioridad se forman siempre con las palabras ‘más – que’. Tanto los adjetivos como los adverbios y los nombres se colocan entre ‘más’ y ‘que’.

La chica es más alta que el chico

Sin embargo, con los verbos se coloca primero el verbo y, después se ponen ‘más’ y ‘que’ seguidos.

Juan trabaja más que Roberto.

Algunos adjetivos y adverbios tienen comparativas irregulares en español:

  • Bueno y bien cuando hablamos de la calidad de algo -> mejor.
  • Malo y mal cuando hablamos de calidad -> peor.
  • Cuando hablamos de edad, se puede decir más viejo – más grande y más joven – más pequeño, pero son más frecuentes mayor y menor.
  • Cuando hablamos del tamaño de algo, mayor y menor no se pueden usar como sinónimos de más grande y más pequeño.

Comparativas de inferioridad

Por su parte, las comparativas de inferioridad se forman siempre con las palabras ‘menos – que’. Al igual que con ‘más’, los adjetivos, los adverbios y los nombres se colocan entre ‘menos’ y ‘que’.

Europa tiene menos habitantes que África.

Sin embargo, con verbos se coloca primero el verbo y, después ‘menos’ y ‘que’ seguidos.

Los gatos me gustan menos que los perros.

Comparativas de igualdad

Finalmente, las comparativas de igualdad se forman con tan, tanto, tanta, tantos o tantas, dependiendo de lo que está situado detrás, seguidos siempre de ‘como’ y no de ‘que’.

Los adjetivos y los adverbios se colocan siempre entre ‘tan‘ y ‘como’.

Ana es tan deportista como María.

Sin embargo, con nombres o sustantivos no usamos ‘tan’, sino ‘tanto, tanta, tantos o tantas‘, adjetivos que deben hacer concordancia en género (masculino o femenino) y número (singular o plural) con el nombre que va detrás.

Hoy hace tanto frío como ayer.

Tengo tantos libros como tú.

Por último, con los verbos se coloca primero el verbo y, después, ‘tanto‘ y ‘como’ seguidos. Este ‘tanto’ no cambia nunca, ni en género ni en número, aunque el verbo esté en plural.

Las niñas estudian tanto como los niños.

Puedes repasar estas reglas de una forma visual con mi infografía sobre las oraciones comparativas

En este vídeo puedes ver toda la explicación sobre las oraciones comparativas con más detalles y con apoyo gráfico para que la entiendas mejor. Y recuerda que en mi Zona Premium puedes hacer varios ejercicios para practicar este tema, además de descargar PDF complementarios del vídeo para que puedas repasarlo cuando quieras y donde quieras.

Tu escuela de espanol en YouTube

Visita otras secciones

Elena Prieto

Profesora online de español para extranjeros y youtuber. Fundadora de Tu escuela de español y creadora de todos sus materiales.

5 comentarios en “Oraciones comparativas”

  1. Soy francés y estoy aprendiendo español desde hace poco tiempo y tengo una observación sobre un ejemplo que nos dio en este video : “Hoy hace tanto frio como ayer” ; ma parece que frio no es un nombre sino un adjectivo. ¿No se debe decir “Hoy hace tan frio como ayer” ?

    1. ¡Hola Claude!

      Frío puede ser un adjetivo en español, pero también es un nombre. En este caso, después del verbo hacer, es un nombre, por eso la frase correcta es ‘Hoy hace tanto frío como ayer’. Si fuera un adjetivo, sí utilizaríamos tan. Por ejemplo: ‘Hoy es un día tan frío como ayer’.

      Saludos, Elena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad y de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba